Misterios del Santo Rosario
Segundo Misterio Luminoso
Jesús Martínez García - Ańo 2006


La autorrevelación de Jesús en Caná


Ha llegado la hora de la fe,
de hacer lo que les diga.
Y en su palabra,
el agua creyente se trastorna,
gustando la eficacia y exhalando
el buen olor de Cristo,
el mejor vino.
Milagro de las aguas obedientes,
tan humanas, tan corrientes,
y su ser y su obrar
a lo divino.